La falta de dirección y oficio

Old-City-Seaport-Festival-2013-680uw

La falta de dirección y de Oficio en las empresas se da en la parte más alta de la organización. Si su gente no tiene sentido de la misión, propósito, valores, o enfoque es debido a los líderes, o bien a la falta de estos o a su muy mala comunicación. Otra razón por la que la fuerza de trabajo no tiene sentido de dirección y propósito es la falta de constancia de la gestión: demasiadas direcciones, el programa de moda, nuevos consultores, etc. ¡Falta de Oficio!

Conozco una empresa que un año se centró en la gestión de alto rendimiento. Los resultados fueron buenos, y las cosas iban cada vez mejor. Los clientes cada día estaban mas contentos y los costos iban hacia abajo. La eficiencia ganaba terreno en todos los procesos de la organización, salvo en las oficinas centrales. Pero un día el Consejo de Administración tomó la determinación de cambiar todo lo que se estaba haciendo por decisiones de corto plazo y que afectaban a la operación directamente. Está por demás decir que el resultado fue estrepitoso. Se perdieron a la mayoría de los clientes y, al día de hoy no es ni la sombra de lo que llegó a ser un día: El Operador Logístico mas importante del occidente de México. El que tenía a los mejores clientes del mercado.

Tener brújula! Se habla mucho acerca de tener dirección. Debemos, sin duda, tener un sentido de dirección, un indicador estable y confiable que nos dice dónde estamos y qué dirección tomar con el fin de llegar a nuestro destino (Visión). El capitán del barco debe saber dónde está el norte verdadero, y también debe saber acerca de las corrientes dominantes, los vientos y las mareas, la presencia de arrecifes y otras barreras, los patrones de tiempo, las tormentas a evitar, etc. El capitán debe entender las características y capacidades del buque y de su tripulación, y debe saber cómo dirigir. Una brújula es buena, pero no es suficiente. Hay que ser buen capitán.

El empleo de las personas es lo que está en juego en la actual moda de gestión de negocios (downsizing). La reducción de personal es inmoral, aunque reconozco que a veces el downsizing es una tragedia inevitable. Tal vez lo que es inmoral no es la reducción en sí, sino la falta de liderazgo y de Oficio que llevó a la organización a la “inevitable” decisión.

Entre 1990 y 1995 casi el 30 por ciento de los trabajadores en Estados Unidos que perdieron sus puestos de trabajo, fueron por causa de recortes o cierres. En Guadalajara las cosas no son tan diferentes. ¿Por qué esta repentina oleada de reducción de personal? ¿Por qué tantas empresas hacen downsizing ahora? Gran parte de la epidemia de la reestructuración de las empresas y los despidos masivos parece ser el resultado de una moda similar a virus extendiéndose por todos lados.

Directores generales y consejos de administración quieren dar la impresión de ser proactivos, tomando las decisiones difíciles. Como resultado, terminan poniendo a mucha gente en la calle, sin trabajo. Ellos piensan que están liderando la organización a ser clara y directa. ¿Será así? Yo No lo creo. En la mayoría de los casos, es la incapacidad de los líderes para llevar el barco a buen puerto, y cuando la tormenta arrecia, no están preparados y prefieren lanzar a la tripulación al mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s